La matemática nos rodea…

Compartir

Muchas veces nos preguntamos, ¿para qué sirve la matemática en la vida cotidiana? ¿Dónde y cuándo podemos aplicar las herramientas que nos brinda?

Hace miles de años, la matemática tenía poca relevancia en el accionar cotidiano de los pueblos, tal es así que aquellos que eran nómades, cazadores y recolectores, podían vivir sin ella. Sin embargo, cuando comenzó a practicarse la agricultura, la matemática se convirtió en una pieza clave en el desarrollo de las sociedades, ya que permitía predecir las estaciones del año, contando los días para realizar los cultivos.

A medida que las sociedades evolucionaron, adoptaron un sistema monetario, e hizo falta la aritmética para manejarlo. La geometría se volvió necesaria para medir la tierra y construir edificios razonablemente elaborados.

En la era de la informática y la tecnología es imposible dar un paso sin toparse con ella, y en situaciones de la vida cotidiana la podemos ver y encontrar en las recetas de cocina, en el tamaño de las cosas, en los diseños de coches, presupuestos, entre otros usos.

Hay cosas que ignoramos, otras que nos resultan inquietantes… Hasta que descubrimos como funcionan. Numerosos mecanismos matemáticos contribuyen a proteger al medio ambiente, predecir fenómenos, combatir las emergencias de incendios forestales, detener la contaminación y comprender el comportamiento de los animales y las plantas.

 La matemática nos puede ayudar a entender el mundo que nos rodea al describir no sólo el cómo de las cosas, sino también cuánto,¿lo habías pensado?.

5° ELLA con la Profesora Claudia Fusco

Compartir