Un futbolero que regalaba su humor: Roberto Fontanarrosa

Compartir

Roberto Alfredo Fontanarrosa fue un humorista gráfico y escritor argentino. Nació el 26 de noviembre de 1944 en Rosario, Santa Fe, Argentina.

Su carrera comenzó a finales de los años 60 como un dibujante humorístico en la revista Boom de Rosario, luego en Zoom y Deporte 70, destacándose rápidamente por su calidad, rapidez y seguridad con que ejecutaba sus dibujos. Estas cualidades hicieron que su producción gráfica fuera copiosa.

Por el año 73 dibuja en las revistas Hortensia y Satiricon y en el Diario Clarín. Entre sus personajes más conocidos están Boogie El Aceitoso y el gaucho Inodoro Pereyra con su perro Mendieta.  Se dice que a partir de esto, la gente comenzó a leer el diario por detrás.

Su fama trascendió las fronteras de la Argentina. Sus  dibujos llegaron a Colombia y México.

Durante su infancia vivió en el centro de la ciudad en un antiguo edificio de la esquina de Catamarca y Corrientes; fue a la escuela primaria Mariano Moreno y comenzó la secundaria en la Escuela Industrial.

Se le conocía su gusto por el futbol, deporte al cual le dedico varias de sus obras. El cuento “19 de diciembre de 1971” es un clásico de la literatura futbolística argentina.

Como buen futbolero, siempre mostro su simpatía por el equipo al que seguía desde pequeño: Rosario Central.

Una de sus citas más conocidas sobre el futbol es: “Si hubiera que ponerle música de fondo a mi vida, sería la transmisión de los partidos de futbol”.

En los años 70 y 80, se lo podía encontrar tomándose un café en el bar El Cairo, sentado a la metafórica “mesa de los galanes”, escenario de muchos de sus mejores cuentos.

El 26 de abril de 2006, el Senado de la Nación, le entrego la Mención de Honor Domingo Faustino Sarmiento, en reconocimiento a su trayectoria y aporte a la cultura argentina.

El 26 de noviembre fue instituido como el Día Nacional del Humorista, en conmemoración del nacimiento de Roberto Fontanarrosa.

En 2014, por ordenanza del Honorable Concejo Municipal de Rosario, su casa natal fue declarada “Esquina Roberto Fontanarrosa”.

Fue un escritor incansable. Publico 3 novelas y 12 libros de cuentos a través de los cuales mostro la genialidad de un escritor capaz de manejar con soltura gran diversidad de estilos. Muchos de sus cuentos fueron dramatizados y convertidos en obras teatrales.

Un gran rasgo que define su personalidad fue que a él no le importaba si era reconocido o si ganaba premios; solo le gustaba hacer reír a sus lectores y fanáticos.

En 2003 se le diagnostico esclerosis lateral amiotrofica por lo que comenzó a deslizarse en silla de ruedas. En 2007 anuncio que dejaría de dibujar pero no de escribir.

Fontanarrosa falleció a los 62 años siendo víctima de un paro cardiorrespiratorio.

Fue una persona muy humilde, sencilla y sobre todo supo cómo hacer reír mediante gráficos. Quienes lo conocieron dicen que fue una persona muy inteligente y un gran cultor de la amistad.

Tuvo muchos y merecidos premios. Quizás el más importante fue el cariño con el que la gente lo despidió.

La Literatura y el Humor – Milagros García Cernuda – 6° Sociales

Compartir